Existen dos tipos de fleje que son muy utilizados en la industria: el fleje de plástico y el fleje de acero. Sin embargo, ¿para qué sirve cada uno? Primero hay que señalar que un fleje es una cinta resistente y flexible utilizada para fijar y dar estabilidad a un embalaje.

Flejes de acero

Este fleje es una cinta metálica de acero usada para darle estabilidad
a mercancía pesada. Pueden encontrarse en diferentes anchos, por lo que cubren una gran gama de posibilidades de acuerdo con lo que necesites transportar.

Suelen usarse más los flejes de acero en cargas pesadas debido a su resistencia y a que mantienen su forma a lo largo de todo el tiempo de traslado. Se usa mucho para materiales de construcción o aquellos que por sus características puedan romper los flejes de plástico.


Flejes de plástico

El más utilizado en el mercado debido a su versatilidad y economía. Se encuentran en diferentes medidas y tipos de plástico, aunque destacan los de polipropileno, más ligero flexible y económico; y el de PET, el cual ofrece mucha más resistencia.

El fleje es una constante en la industria del embalaje y transporte de mercancías, por lo que es importante adquirir los más adecuados para cada tipo de producto. No escatime sen esta pequeña, pero importante parte del empaque si quieres que todo llegue a su destino sin problemas.